Buscar
  • rac3d6

Percepción de los grupos de interés sobre la impresión 3D aplicada a la reparación de automóviles

Con el objetivo de conocer la percepción sobre la reparación de automóviles utilizando tecnología de impresión 3D, se llevó a cabo en primer lugar un análisis que permitiera identificar cuáles son los grupos de interés implicados en la reparación de vehículos.


El análisis llevado a cabo permitió identificar como tales a fabricantes de piezas de recambio, distribuidores/recambistas, talleres y entidades aseguradoras. Dentro de cada uno de estos grupos, se llevó a cabo un análisis para identificar a los potenciales encuestados, contactándose individualmente con cada uno de ellos con el fin de explicar en qué consistía el proyecto RAC3D y cuál era el objetivo de la encuesta.


Elaboración de encuestas.


Una vez definidos los grupos de interés, se procedió a la elaboración de diferentes encuestas orientadas a cada uno de los grupos de interés. La finalidad de estas encuestas es conocer la percepción actual que existe respecto a la impresión 3D o fabricación aditiva en el ámbito de la reparación de automóviles, detectando las posibles ventajas, las barreras para su implantación, las utilidades, así como los posibles roles de estos agentes si se llega a incorporar este tipo de fabricación.


Las encuestas se realizaron a través del programa Google Forms, traduciéndose al inglés para los encuestados no hispanohablantes. Algunas de las preguntas resultaron coincidentes para los diferentes agentes implicados en la reparación de vehículos, mientras que se consideró oportuno la realización de preguntas específicas para cada uno de los grupos identificados.


Análisis de las encuestas recibidas.



Se analizaron las respuestas de los diferentes agentes, alcanzándose las siguientes conclusiones:


- Se trata de una tecnología que no es conocida en profundidad por una buena parte de los encuestados (52 %) o simplemente han oído hablar de ella, pero desconocen sus aplicaciones (15 %), de lo que se desprende que los actores implicados no esperan una implantación en el corto plazo de esta tecnología en el mundo de la reparación del automóvil, frente a un tercio de los encuestados, que manifestó conocer sus aplicaciones y la tecnología. De hecho, solamente un fabricante la ha implantado, mientras que la mayoría de los fabricantes y todos los distribuidores no se han planteado su implantación en su proceso de trabajo.


- Fabricantes y distribuidores consideran que las principales ventajas de esta tecnología en el sector de la reparación del automóvil son el ahorro en los costes y tiempos de prototipado de las piezas (54 %), mientras que la reducción de stock, el ahorro de costes de fabricación frente al proceso tradicional o las modificaciones sencillas y rápidas también son bien valoradas. Aseguradoras y talleres, por su parte, señalan el ahorro en el coste de la pieza (75 %) y la reducción del tiempo de entrega (75 %) como dos de las principales ventajas de la tecnología.


- Los encuestados consideran que el tamaño de las piezas (56 %), el coste de la maquinaria necesaria (56 %) y la falta de personal cualificado (44 %) están entre los motivos principales por los que esta tecnología no se ha implantado en el sector de la reparación del automóvil.


- Fabricantes y distribuidores consideran que una alta utilidad de la impresión 3D orientada a la fabricación de prototipos (85 %), de piezas personalizadas o a medida (61 %) y de aquellas piezas que se encuentran descatalogadas (46 %). Talleres y aseguradoras, por su parte, señalan que la fabricación de piezas descatalogadas (54 %), siendo un 87 % de las aseguradoras quienes ven una utilidad alta de la tecnología de impresión 3D en la fabricación de estas piezas descatalogadas.


- La mayoría de los encuestados considera que ambas tecnologías, tradicional y aditiva, convivirán e incluso se combinarán en un futuro (70 %).


- La mayoría de los fabricantes considera que al proceso tradicional añadirán la impresión 3D, incluyendo el diseño de los planos y los criterios de impresión (57 %). La mayoría de los distribuidores, por su parte, considera que el proceso de fabricación, tradicional o impresión 3D, no variará su actividad (67 %). La mitad de los talleres que respondieron a esta cuestión consideran que el taller dispondrá de impresora para imprimir algunas piezas y que será el distribuidor quien le facilite los archivos necesarios para su impresión. La mayoría de las aseguradoras (55 %) considera que se crearán nuevas entidades especializadas en la fabricación aditiva, que serán las que posteriormente distribuyan las piezas.


- Al ser preguntados sobre cómo se podría comprobar que se han cumplido los criterios de impresión definidos por el fabricante, la mayoría de los encuestados considera que la comprobación de los criterios la debe realizar un organismo que certifique tanto la pieza fabricada como el proceso de fabricación (55 %).


- La mayoría de los talleres y aseguradoras cree que el cliente tendrá confianza en la pieza impresa mediante fabricación aditiva (78 %). Un tercio de las aseguradoras considera que no será necesario informar al cliente en el condicionado de su póliza acerca de la posibilidad de utilizar piezas desarrolladas con esta tecnología, ya que se trata de una pieza que ha pasado por los controles de calidad y/o seguridad que le afectan.


- Los soportes de sensores, las molduras o embellecedores y las carcasas de retrovisor son las piezas que los encuestados consideran más interesantes para su fabricación mediante impresión 3D (50 %). De las respuestas analizadas, se desprende que las piezas que no soportan esfuerzos estructurales tienen una mejor acogida entre los encuestados de cara a la posibilidad de ser impresas en 3D para su puesta en utilización en la reparación de automóviles.


9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo